lunes, 12 de septiembre de 2016

Betty Pack, la desconocida y seductora espía que ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial



Hermosa, inteligente y seductora. Así era Betty Pack “la mayor heroína no conocida de la guerra”, según el que fue su jefe, que ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial. Betty Pack ha pasado desapercibida hasta ahora, gracias a "The Last Goodnight: A World War II Story of Espionage, Adventure, and Betrayal de Howard Blum", un libro que relata la biografía de la joven espía estadounidense.



Su táctica se basaba en cortejar a oficiales con información clasificada de ambos lados del Atlántico, utilizaba “el dormitorio como Bond utiliza una Beretta", señaló la revista Time en 1963. Betty fue mujer segura de sí misma y que influyó en el resultado de la guerra tal y como explicó justo antes de morir: “mis superiores me dijeron que el resultado de mi trabajo había salvado miles de vidas británicas y americanas. Me hizo formar parte de situaciones que las mujeres 'respetables' solían evitar, pero el mío era un compromiso absoluto. Las guerras no se ganan con métodos respetables”.






domingo, 11 de septiembre de 2016

Muere la protagonista del icónico beso del final de la Segunda Guerra Mundial

Greta Friedman, la asistente dental que protagonizó la famosa foto mientras era besada por un marinero en Times Square, en Nueva York, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el 14 de agosto de 1945, murió a los 92 años.



Joshua Friedman confirmó la muerte de su madre, quien pasó los dos últimos años en un hogar de ancianos, informó la cadena CBS. Joshua dijo al diario neoyorquino Daily News que su madre llevaba tiempo enferma y recientemente contrajo neumonía. Será enterrada junto a su difunto esposo en un cementerio de Virginia.

El fotógrafo Alfred Eisenstaedt disparó la icónica fotografía "V-J Day in Times Square", que luego recorrió el mundo y se convirtió en un símbolo de alegría por el fin de la guerra tras la victoria de las fuerzas aliadas sobre Japón.








viernes, 12 de agosto de 2016

El polémico viaje a Madrid de las juventudes hitlerianas en plena Segunda Guerra Mundial



El 13 de octubre de 1941, según figura en la hemeroteca de ABC, una delegación del Frente de Juventudes alemán, conocido como las juventudes hitlerianas, aterrizó en la capital. Lo hizo en plena guerra, en suelo teóricamente neutral y con la intención de demostrar la sólida formación cultural de los jóvenes del III Reich. Durante la visita, segunda escala de su estancia en España, tras su paso por Barcelona, el grupo desfiló por las calles de Madrid, participó en varios conciertos y hasta organizó un festival deportivo.

Un total de 62 jóvenes alemanes, divididos en dos grupos, se desplazaron a Madrid mientras su país estaba inmerso en la Segunda Guerra Mundial. Unos formaron un grupo musical y otros dos equipos de gimnastas, femenino y masculino. Aquellos adolescentes estaban convencidos de que la guerra tendría un único final y que ellos, porque así se lo habían hecho creer, eran el futuro de un «súper estado». La visita a España, de hecho, estaba configurada como una maniobra propagandística para demostrar la buena salud de Alemania, el horizonte que vislumbraba y la excelente formación física y cultural de sus bases militantes.